ANECDOTA NOCTURNA #1

Por MAGIC N

Este relato es 100% verídico, y aunque algunos detalles menores han sido lavados por el alcohol, el grueso de la anécdota se conserva y sigue siendo gracioso. Tiene lugar el año pasado en una fiesta en una casa de estudiantes.

Era en un piso-cueva en la residencia más barata de la universidad, el típico sitio al que te encanta ir a mamarte pero de día debe ser un jodido espanto.  La fiesta se encontraba ya en su recta final, en el momento en el que solo quedáis un pequeño grupo de rezagados que se niegan a volver a casa y están dispuestos a alargar aquello durante las horas que hagan falta.

La ventaja de ese momento es que sabes que la gente que te rodea es tan detritus como tú, con lo cual tendréis algo en común; lo malo es que la gente detritus no siempre suele molar.

Me encontraba hablando con una especie de skater-anarca-punkie de manual, de esas que son tan originales que parece que se han comprado el uniforme en una especie de Corte Inglés de tribus urbanas.  Orienté la conversación hacia la música, esperando llevarme alguna sorpresa, pero no, tal como esperaba, a ella le gustaban Madness y The Specials. Realmente esta tía había comprado el pack skater-punkie-inglés con todos los extras.

Estaba intentando convencerla de lo que molaba 50 Cent, en un esfuerzo de irritarla lo máximo posible a la vez que intentaba esparcir la  palabra de Curtis, (un artista infravalorado por el público serio) cuando en el momento acertado apareció por la puerta una mujer que era la mezcla perfecta entre Lindsay Lohan y Elizabeth Hurley.

De una forma algo violenta le di la espalda a la punkie y abordé a Lindsay Hurley. Para estas alturas de partido yo llevaba un combo de tóxicos en mi organismo bastante interesante que unidos a mi dieta de estudiante y falta de sueño me convertían en una especie de simpático cadáver de 1.88 que era capaz de convertir un silencio de 4 segundos en un chiste y viceversa.

Como ya he dicho, ella era de las mujeres más impresionantes que había visto, y en este tipo de casos, me pongo tan nervioso que tiendo a implosionar en una nube de tranquilidad. Mi corazón late tan rápido que se para, dejándome en un estado de paz preocupante.

Ella era tan amable de encargarse de que nuestra conversación no muriese, mientras yo asentía y sonreía como si tuviese una sobredosis de calmantes. En algún momento me empezó a hablar de tatuajes y me hizo la clásica pregunta de “donde te harías un tatuaje?”.

Yo le dije que me haría una virgen de Guadalupe a color que me ocupase desde la rabadilla hasta la nuca. Me reí y le dije que era coña, que probablemente me esperaría a que me pasase algo importante en la vida antes de tatuármelo, y le devolví la pregunta.

Entonces, Elizabeth Lohan adoptó un tono solemne y melancólico y me empezó a contar una historia lacrimógena sobre su mejor amiga de la infancia, enferma de leucemia. Se abrió a mi y me contó como su muerte destruyó su adolescencia y como se planteó tatuarse su nombre y fecha de nacimiento detrás de la oreja, pero remató su dramático relato con un “pero bueno no sé, supongo que tienes razón, esperaré a que me pase algo verdaderamente importante…”

A lo que no se me ocurrió otra cosa que responder:

“Qué vas a hacer, esperar a que se muera otra amiga?”

Algo había cortocircuitado en mi cerebro y esa frase de ligero mal gusto me salió con una naturalidad alarmante.

Nada más soltar semejante burrada me apresuré a balbucear seis o siete perdones, mientras ella me miraba con una cara que me resultaba imposible de descifrar.

No me dijo nada y siguió hablándome como si no hubiese dicho nada. Creo que no oyó mi frase letal, o a lo mejor fue tan desagradable que su cerebro decidió bloquearla para salvar mi vida.

Nunca lo sabremos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s