YO VI A LOS BEACH BOYS EN SU 50 ANIVERSARIO

Beach Boys Feat. Charlie Manson (aka ‘Asesino de Secta’)

Por RDO

Lunes 9 de Julio, estoy sentado en el coche de un amigo de camino a Red Rocks (Colorado), en pleno corazón americano. Los altavoces del coche suenan a playa, nos preparamos para un concierto que muy probablemente acabe en  nuestros diarios. Antes de llegar al anfiteatro paramos para comprar cerveza, Coors y otra cerveza afrutada muy tropical. La cosa pinta bien y el parking se empieza a llenar, antes de salir del coche uno de mis amigos enciende un soldado de la psicodélia, el coche huele a década de los sesenta.

El camino del coche a nuestros asientos se transforma en un videoclip hecho en súper 8, abuelos con camisas hawaianas, enormes rocas rojas, un cielo azul perfecto y un ambiente de lo más especial. La media de edad debe rondar los 60, pero eso no nos importa. Red Rocks parece el lugar indicado para un concierto de los Beach Boys. El soldado de la psicodélia empieza a hacer efecto y todo se me hace más interesante, antes del comienzo del concierto el público se convierte en objeto de mi admiración. La gente es de lo más dispar, hay una pareja que probablemente lleven juntos 50 años, el lleva una camisa de manga corta azul con estampados blancos psicodélicos y la mujer una hawaiana llena de barcos y palmeras, están sentados y da la sensación de que no necesitan hablar para saber lo que el otro está pensando. Al otro lado una familia compuesta por padre, madre, hija de 17 años y su novio. Los padres deben tener unos cuarenta años, son afroamericanos y el novio de la hija es un chavalín blanco de vaqueros ajustados, eso en España no se ve. A mi lado un hombre de unos 74 años me pregunta de donde soy, le digo que español y entablamos una breve conversación. Luego se gira a su izquierda y comenta algo con su mujer. El concierto va a empezar.

El guitarrista de la banda de Brian Wilson introduce a los Beach Boys originales. Mike Love está como en 1964 sumándole 15 anillos de oro en cada mano, Al Jardine parece un alíen octogenario y como era de esperar el último es Brian, que entra con mirada perdida y acompañado por un ayudante que le ayuda a sentarse en su piano de cola blanco. El plasta de Mike Love saluda y empieza la vaina. El primer set es bastante normal, Love tiene el papel protagonista y los temas que suenan son los míticos himnos surferos que tanto les caracterizan, pero que no son lo que yo quiero ver. Surfer Girl, Hawaii y I Get Around resuenan en las rocas y nos hacen bailar e imaginar las playas californianas pero no transmiten el sentimiento y la pasión que muchos estábamos esperando. Brian está un poco fuera de sí, se le nota distante y asustado y eso me hace sentir algo incómodo, es como ver a un delfín chocar contra el cristal del acuario del zoo.

Durante el intermedio mi búsqueda del fan perfecto sigue, camisas hawaianas me rodean y mis ojos no lo pueden creer, todos esos señores y señoras habían tenido mi edad y este evento es como una máquina del tiempo. Paso de ponerme melancólico, pero la verdad es que era todo muy bonico.

Empieza el segundo acto y la cosa promete cuando suena Pet Sounds. Brian Wilson se hace con el espectáculo y tocan Heroes and Villains, Sloop John B y Wouldn’t It Be Nice, casi casi me pongo a llorar. Cuando consigo controlar la lágrima, el muy perro se saca I Just Wasn’t Made For These Times y en mi cabeza doy gracias por haber decidido asistir a este conciertaco. Esas cinco canciones fueron sin duda lo más destacable del concierto y me hicieron comprender todo eso que se habla de la rivalidad entre Beatles y Beach Boys. Esos temas eran mucho más que notas y joder me sentía como un niño saltando en el barro. Para los de lágrima floja lo más jodido fueron los dos tributos a Carl y Dennis, con Forever y God Only Knows.

(Volviendo al presente) Tras dejarnos los pulmones y las palmas volvemos hacia el coche y pienso en The Outsiders y en Stay Gold. El viaje de vuelta es de lo más silencioso, supongo que todos en el coche estamos pensando en la genialidad de Brian Wilson y la pena que da verle y darse cuenta de los problemas que tiene y de lo diferentes que son las cosas ahora en el 50 aniversario de los Beach Boys.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s