MIDNIGHT IN PARIS ES UNA PUTA MIERDA

“Mirad! Nombres!”

Por MAGIC N. Por cierto, no lo leas si tienes intención de verla, porque lo cuento tó.

Hola artemaníacos.

Se que ese título puede ser un poco, hmm… ‘contundente’, y mi sensación al acabar de ver la peli no fue una ira tan agresiva como la que sugiere el título, pero al analizar fríamente la película no he podido evitar la conclusión de que es mala. Está mal y, Woody, deberías sentirte mal.

Se que llego realmente tarde a esta película, pero desde que Woody Allen fue desterrado de EEUU y condenado a vagar por Europa, sacando una mediocridad al año para poder pagar sus deudas, me parece imposible seguirle el ritmo y ver todo lo que defeca en pantalla.

Empecemos con las cosas que sí que me gustaron de Midnight In Paris:

Sale Owen Wilson que es un tío que me cae bien y me hace gracia. El personaje pedante interpretado por el tío que hizo de Tony Blair en esa peli inglesa, es bastante hilarante. He descubierto quien es Léa Seydoux y es posible que le pida matrimonio. Hay un par de escenas en las que me he tenido que reír, pero creo que el hecho de no poder recordar cuales eran es bastante significativo. La idea en general está bien en plan peli navideña.

“No, nada de escenas de sexo; París es la ciudad del amor y el romanticismo y eso”

Vale ahora pasemos a la chicha, toca investigar por qué Midnight In Paris es una puta mierda:

Parece una maldita película promocional, pagada conjuntamente por el ayuntamiento de París y algún museo de la ciudad,  grabada con un filtro de instagram. En serio, jamás había visto tantos clichés tan vomitivos concentrados en un periodo de hora y media.

Todas esas frases de “oh es que París tiene ese nose qué especial, París es un sitio mágico”, especialmente en el paseo que dan Marion Cotillard y Owen Wilson, durante el cual me inflingí varias lesiones como castigo por hacerme ver semejante película.

Aqui. En este preciso momento me hice un corte punitivo en el antebrazo.

Marion Cotillard haciendo de francesa misteriosa por vigésimoquinta vez , con su acento cutrón y su rollo de “a que no soy guapa asi en plan obvio pero tengo algo atractivo? eh? a que si?” solo que encima en esta edición le añade frases como “la Belle Epoque fue la etapa más gloriosa de París“, provocando náuseas en un gran porcentaje del público.

“A ver Marion, tu tienes algo que los hombres llamamos… ‘Cara Rara’, entiendes lo que digo?”

La caricatura ridícula de Dalí, (el cual era con toda probabilidad un gilipollas) que encima nos obliga a ver a Adrien Brody hacer chistes infantiles con ese acento que los anglosajones asumen que todos los españoles tenemos y que acabamos todas las frases con “sííííííí!” y mirando con ojos abiertos como un niño esperando un regalo.

El patético papel de Carla Bruni, en plan “mirad! mirad! es Carla Bruni! mirad! sale en mi película! venid a verla! sale Carla Bruni! mirad!” haciendo bulto y proporcionando una frase repugnante para todos los ‘periodistas’ de tres al cuarto que alguna vez tuvieron los santos huevos de escribir en sus artículos de mierda: “Carla Bruni, la nueva musa de Woody Allen“. No sé como no os da vergüenza.

“Por Dios Carla ni siquiera tienes que memorizar tus líneas! Sólo lee el folleto! Tus escenas ni siquiera suman un minuto, no te pongas plasta!”

En un tema más personal, me jode que Buñuel solo tenga realmente una escena, en la cual Owen Wilson le da la idea para “El Ángel Exterminador” y Buñuel contesta “no lo entiendo”. No creo que Buñuel, teniendo en cuenta quién era y quién era su grupo de amigotes, jamás dijera “no lo entiendo”, sino que la gracia de su rollo surrealista era la completa carencia de lógica, pero bueno, eso me jode a mi porque admiro mucho a Luis Buñuel.

La moraleja cutre de, después de hora y media, un hombre adulto y educado descubre que “oh! es posible que no todas las épocas pasadas sean mejores que la actual!”. No me jodas. Es como la gente que dice “es que la música de los 60 es mejor que la de ahora”. NO! Cuando se imagina el pasado se tiende a olvidar lo malo y a recordar solo lo bueno, y creo que esa frase de horóscopo de la Cuore es suficiente motivo como para dejar de creer que los sesenta, o los años veinte, eran mejores que ahora. No hace falta ser un genio para darse cuenta.

También me pareció un poco mierder el final en plan “no me puedo quedar con Rachel McAdams porque da pereza y Marion Cotillard está atrapada en 1890 donde morirá de tuberculosis en un par de días. Solo me queda pillarme a la rubia de los discos porque tenemos mazo de cosas en común, como que a los dos nos gustan las cosas viejas y la lluvia”. Realmente profundo Woody. Me atrevería a decir que es magistral.

“Tienes que elegir una con la que te casarías, una que solo te follarías y una que tirarías a un pozo”

En fin. Para resumir:

La peli en sí no está mal, pero si tienes en cuenta que la hace el mismo tío que hizo “Coge El Dinero Y Corre“, es una gran basura. En serio, que mierda es esta de que por que sea “Woody Allen” haya que decir que sus pelis son buenas. No. Este hombre no ha hecho nada decente en los últimos 10 años. Basta de idolatría infantil y estúpida hacia un anciano que se ha casado con su hija adoptada y que hace películas malas. El mundo tiene que aceptar que el Woody Allen de los setenta y ochenta está muerto, y ahora lo único que tenemos es a un pellejo desterrado que graba basura insustancial para pagar sus deudas.

“Mi vida es un infierno”

Woody Allen se dedica a vagar por las principales ciudades de Europa, haciendo películas como el turista americano que es, con la misma superficialidad e ignorancia que esa condición atañe y con un punto de vista saturado de mitos y clichés de medio pelo.

La peli es básicamente una versión para adultos de “Noche En El Museo“, con el añadido de que “Midnight In Paris” se supone que es un peliculón y la nueva ‘obra’ de ‘Allen‘ y ganó un puñetero Oscar (los Oscars cada vez tienen menos sentido), pero a la hora de verdad, son exactamente la misma película. “Noche En El Museo” es una buena película infantil y “Midnight In Paris” es una mala película de adultos. O una buena película para adultos infantiles.

Creo que una escena digna de mención, en la que el propio Woody Allen reconoce la mediocridad de su película, es cuando Owen Wilson pasea con su novia y su suegra y ésta cuenta que vio “a wonderfuly funny American film” pero no se acuerda de nada.

Owen Wilson (interpretando al alter ego de turno de Woody Allen) contesta:

“Wonderful but forgetable, that sounds like a picture I’ve seen. I probably wrote it”. 

La suegra contesta describiendo la película y es algo bastante aplicable a Midnight In Paris:

“Well, I know it was moronic and infantile and utterly lacking in any wit or believability, but John [su marido] and I laughed in spite of that”.

Bueno, al menos está bien que Woody Allen reconozca que sus películas son infantiles y carentes de ingenio; y que su público son matrimonios mayores de clase media-alta, materialistas, ignorantes y frívolos, como los suegros de la película.

“Te crees que nosotros estamos orgullosos de esto?”
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s