QUÉ HACER CUANDO TOCAS TECHO EN TWITTER

Por MAGIC N

Como algunos habréis podido deducir, yo soy el encargado de manejar el twitter oficial© de YOUNG VIBEZ™®. Suelo poner mierda extremadamente hilarante y pierdo un par de seguidores por día. Mi existencia en Twitter era razonablemente humilde, aunque fui retwiteado una vez por Star Slinger, otra por Teengirl Fantasy y me siguen Dam Funk y John Maus. Pero a quien quiero engañar, nuestro twitter solo me hace gracia a mí.

No obstante, el otro día tuve un momento de lucidez y decidí enviarle a Jose María Gutiérrez ‘Guti‘ una idea a la que había estado dando vueltas en los últimos días. En mi tweet le sugería a Guti que escribiese una autobiografía incluyendo todas sus rajadas y con verdades como puños:

Mi tweet fue retwiteado por el propio Guti y por otras 36 personas. Había llegado a la cima de mi larga trayectoria en twitter. Había tocado techo. Había triunfado.

Me compré una bata de color dorado, unos anillos, una corona, y me dedicaba a pasearme por mi ciudad con esta canción puesta en bucle a mi paso, proclamándome como la nueva celebridad/deidad de Internet:

Pero rápidamente recordé que aun tenía fieles a los que atender en Twitter, tenía que saciar a las masas antes de que me sustituyesen por unos becerros de oro.

No sabía como actuar. Mis nuevos seguidores/discípulos esperaban alguna genialidad.

Decidí que lo mejor era retwitear otros tweets aun más crípticos que mis intenciones, intentar crear un poco de expectación. Asi que retwiteé a Tame Impala.

No había respuesta por parte de mis fans.

Me empecé a preguntar por qué no era trending mierder, había tenido más de 30 RTs, merecía algún premio! Incluso llegué a hacer referencia a alguna antigua mierda que había puesto para intentar hacer ver a mis discípulos que seguía teniendo aquel don divino con el que había sido agraciado.

Empecé a desconfiar de todo. Twitter no me estaba complaciendo. Mis planes no iban según había imaginado. Mis cheques no me llegaban al correo. Escuchaba canciones como esta mientras sorbía whisky en mi salón, corona dorada ladeada y la bata medio abierta revelando la panza que me había salido a causa de las celebraciones por mi famoso retweet:

Intenté recuperar la normalidad. Volver a mi humor barato pero en ocasiones eficaz. Pero ya no era lo mismo. Guti ya no me retwiteaba. Mis fans ya no estaban ahí. La fama de Twitter resultó ser efímera como la risa de un niño…

Todas mis genialidades caían en saco roto. Me había convertido en un ídolo de barro, mis seguidores habían perdido la fe…

He tenido que empeñar la corona y los anillos. Los anillos me cubrían los puños de las manos, y al juntarlas, se leía: #RELEVANT

La ojuridad se cierne sobre mí. Ya no sé como saciar a las bestias, ya no se me ocurren genialidades. Le he ofrecido el puesto a Chema pero sigue buscando a su piva y dice que no tiene tiempo para nada. Incluso me ha empezado a seguir un tío con cuenta verificada a pesar de su descripción de “MTV Buzzworthy Artist”.

Incluso me dejó de seguir Crystal Fighters. Que te deje de seguir Crystal Fighters. Eso es lo último, es la mayor bajeza de internet. Es el momento en el que sabes que te has convertido en un paria, en un intocable. Esos tíos siguen a todo el mundo, tienen el gatillo/botón-de-seguir más fácil que Euskadi y Londres habían visto jamás. Siguen a gente que ni siquiera huele bien. Asi que si te dejan de seguir es que has caído a una categoría infrahumana…

Mierda hasta me sigue una marca de ropa para mujeres gordas. MaxiDressUSA 😦 (os recomiendo encarecidamente catar su foto de perfil. Sale una modelo de compras, y lo mejor de todo es que no es gorda! Ja! Estáis solas en esto mujeres con sobrepeso, ni siquiera vuestras marcas os respetan!)

Pero eso no es todo. En nuestro freak show personal de seguidores, también contamos con la presencia de gente como “Un Verso al Día” (Twitean letras de canciones. Canciones de Los Planetas. A veces de The Smiths. 😦 ), “Poesía Capital” y  “El Club de Las Lectoras“, un club que sospecho que es una tapadera de un grupo que secuestra occidentales en privado y los degüella en desiertos africanos.

Ahora he vuelto a ser el de siempre. Me meto en Twitter con una mezcla de desconfianza y rechazo, preferiblemente con resaca.

vlcsnap-2012-11-08-13h10m27s136
Yop leyendo mi timline una mañana cualquiera

Sé que muchos os habéis encontrado en mi posición en algún momento de vuestras patéticas e insignificantes cibervidas de Twitter. Os habéis preguntado dónde están las barreras de lo #relevant, cuál es el secreto del #twistar. Habéis tenido pesadillas con #hastags que violan a vuestras familias, queman vuestras casas y os mojan los calcetines cuando los tenéis puestos.

Empezáis a creer que todo es una frívola perdida de tiempo para gente con mucho tiempo libre.

Pero en esos oscuros momentos, una luz al final del túnel:

Alguien twitea la nueva canción de Justin Timberlake

Todo vuelve a la normalidad, la tierra vuelve a girar y los niños vuelven a reír. Pero eso no es todo. Cuándo aun estas buscando en google “suit & tie justin timberlake zippy mediafire mp3“, vuelves a meterte en Twitter y BOOM:

Destiny’s Child han vuelto con un puñetero temón, producido por Pharrell y serio candidato a mejor canción del 2013. Me la suda que estemos en Enero.

El 2003 ha vuelto. Todo saldrá bien. Desempolvad vuestros CDs vírgenes ‘Verbatim‘, enceded vuestros MP3ses, volved a bajaros el Emule, poned O.C, remontaros a un tiempo donde Nelly hacía canciones, Kings of Leon hacían música buena y el #EDM no existía. Un mundo más puro. Un mundo más feliz.

Os estaréis preguntando cuál es la metáfora de este escrito. El mensaje. Cual es la enseñanza trascendental que recordarás en tu día a día por el resto de tu vida?

Monjes rockeros:

Sí, eso es Alemania y sí, es de 1965. Monjes rockeros en 1965. Y ahora mírate. Qué mierdas estás haciendo tú, infeliz estudiante de ADE/Derecho/Periodismo/Publicidad? Sube la mirada. Monjes. Rockeros. Tonsuras. Calvas y guitarras. Ahora vuelve a mirarte a ti.

En fin, espero que esta pequeña guía práctica os haya resuelto muchas dudas respecto a Twitter, la fama, el revival del 2002/03, recordarte que te estás haciendo mayor, que algún día morirás aburrido y dejarás a una viuda cansina e insufrible, que nunca serás tan rebelde como unos puñeteros tíos que se hacían llamar The Monks y en general, que nos sigas en internet y no reces a ídolos paganos.

Próximamente: Están emparentados el actor alemán Klaus Kinski e Ylenia de Gandía Shore?

Anuncios

Un comentario en “QUÉ HACER CUANDO TOCAS TECHO EN TWITTER

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s