DIJREPO DE TU DIJREPANCIA

chinas

Hola Magic N (me da cierta grima hablar con seudónimos)

Es posible que yo no me haya explicado bien desde el principio.

Veamos:

Para empezar recuérdame que te preste el libro para que te lo puedas leer. Sabes perfectamente a que me he querido referir en el primer post, pero voy a volver a explicártelo muy brevemente:

No menosprecio los argumentos de Mamén, aunque lo parezca, me parecen bastante respetables hace 50 años. Escribí o intento hacerlo, sobre renovación. Como ya dije Carmen Alborch luchó contra viento y marea, como muchas otras mujeres, para hacerse un hueco en un mundo creado por el hombre y lo sigue haciendo. He aquí donde discrepo: hay que renovarse, no se puede seguir abanderando los mismos himnos que en los 20 o en los 70 porque estan desfasados, completamente desfasados. No me refiero ni a la mujer musulmana ni a la mujer que vive en un caserío en los pirineos vascos. Me refiero a una mujer que esta totalmente integrada en el mundo contemporáneo y es independiente económicamente, que las hay, muchas, muchísimas, de Madrid y de Helsinki, ahí estan. Este tipo de mujeres, como por ejemplo Carmen Alborch, no es que sean demasiado mayores para opinar, culpa mía por la expresión, es que empiezan a no vivir en su tiempo. No han querido actualizarse y continúan quejándose de las mismas cosas de las que se quejaban cuando las cosas estaban bastante peor.

Me refiero a los sindicatos de feministas que insultan a los tíos por ocupar demasiado espacio en el metro, me refiero a Leire Pajín cuando dijo que el problema del PIB es que masculino y debe ser femenino y me refiero a que en toda empresa deba haber un tanto porcentual de mujeres independientemente de que valgan para ello o no, solo por el hecho de ser mujeres. Esto es por lo que estan luchando Mamén y compañía.
Seguramente a estas señoras a las que me refiero son las que nos han abierto el camino a las demás que venimos detrás y podrían continuar haciéndolo si puedieran mirar un poco al futuro y no quedarse ahí, rezagadas.
El libro de Carmen Alborch me ha parecido absurdo, trasnochado y como dices tu, incluso machista. No quiere decir que, obviamente como exMinistra de Cultura, diga cosas con sentido y que todos sabemos, vale. Los párrafos que he transcrito no reflejan la posición de la mujer actualmente, reflejan el papel de la mujer en la sociedad en la que fe educada. Ya he concretado al perfil al que me refiero cuando digo “mujer”. (el resto también son mujeres, no te precoupes, no discrimino, todas somos mujeres, pero ahora mismo en este instante solo me refiero a ese sector, sector?)

En cuanto a lo de la competencia. Veamos, debemos tener en cuenta que el libro, a parte de la misandria feroz, trata temas como las relaciones entre madre e hija, entre amigas y toda esa mierda. Va sobre la competencia, sobre porque nos odiamos. Tienes razón en decir que todo radica en nuestra relación con el hombre, y ha sido así también desde el primer mono; competimos por lo que nos vamos a poner, por cuantos tíos nos pillamos, por quien saca mejores notas, quien tiene más pelazo, quien gana más y quien tiene el niño mas mono. Lo sabe hasta dios esto, y así seguirá 4e o no! No lo se porque todavía tienen que cambiar muchas cosas y quizás dentro de 50 años seré una abuela que no sepa utilizar un ordenador supersónico y siga diciendo que las mujeres son el enemigo mientras mi nieta se burla de mi. No lo sabemos.

En cuanto a lo de hablar de libertad. Jesús, querido, estás un poco tocapelotas. Creo que las 10 personas que nos leen han entendido que cuando me refiero a que ya no se habla de la libertad de la mujer porque es un hecho asumido por la sociedad me refiero a NUESTRA sociedad, donde vivo yo, donde vives tu y donde vive esta tía. No aparto la vista de las sociedades donde no se da, pero Carmen Alborch si lo hace. Creo que, siendo parte del movimiento feministas a tope, hay cosas mejores que hacer y problemas más gordos que resolver, porque como dices no toooooodas las mujeres disfrutan de MI libertad, pero soy yo, con mi libertad el público al que se dirige este libro. Creo que hay problemas mas importantes a tratar antes que escribir para tus iguales diciendo gilipolleces que ya no se dan, (repito, no se dan aquí. no te enfades)

Por último, volver a decir que no he pretendido generalizar, no me refería a tooooooooodas la mujeres del mundo mundial, me refería a Mamén, Karmele y toda esa panda del Cub de las 25 que creyéndose portavoces de las mujeres, dicen y hacen gilipolleces como catedrales.

Dicho esto, me voy a comer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s