UN DÍA EN VALLE ELÉCTRICO

El viernes pasado fue la primera edisión de un festival organizado por unos pollos llamados Valle Eléctrico que invierten el año en organizar conciertos.

Nosotros tenemos unos negocios turbios aparte de Young Vibez asi que a las 10 teníamos que personarnos en un bar a poner canciones durante una hora. RDO y yo decidimos invertir el día en el festival (que empezaba a las 6) y ver cual era mayormente el percal.

Los conciertos eran en varias tiendas de ropa, de las cuales, en nuestra condición de hombres blancos heterosexuales, solo conocíamos una. Asi que ahí fuimos, a la única tienda que conocíamos a ver que grupo pillábamos láif y a coger unas cuantas cervezas gratis que nos habían prometido.

Y ahí nos personamos, en una tienda cuyo nombre no recuerdo. Tampoco sé que grupo era. Típicos tíos blanquecinos con pelo tazón que tocaban música bastante estandar. En un momento dado, el sonido de la tienda se jodió y decidieron seguir tocando en los 30cm de acera de la entrada. Rodeados por gente con sombreros de Jason Mraz y Wayfarers de colores, este grupo que no conozco, rompió a tocar sus canciones que tampoco recuerdo. Una tía con un vestido de flores se plantó en su cara a hacerles un montón de fotos con una cámara analógica.

Un inciso: mujeres #alt, no hay ninguna ley que estipule que tenéis que vestir como Amelie. En serio, no pasa nada. Podéis poneros cualquier cosa.

La humanidad ha tenido suficiente. Avancemos
La humanidad ha tenido suficiente. Avancemos

Lo malo era que no había cervezas gratis, asi que decidimos mirar el cartel del festival a ver qué concierto podíamos pillar sin empezar y arrasar con las cosas gratis. Yo había catado una reviú de las bellísimas personas de Vanishing Point sobre un grupo llamado C.I.A.N.U.R.O. asi que decidimos ir para allá.

Nos personamos en otra tienda de zapatillas (un tipo de tienda que me da como cosica, no me interesan mucho) después de haber sido increpados a mitad de trayecto por una tinéiyer de vestido negro y gafas de Wesley Snipes-circa-1993 que nos preguntó por la dirección de una tienda de juegos de mesa. Ahora que lo recuerdo, no sé que habrá sido de esa tia. Cual sería su plan de viernes tarde? Se lo pasaría mejor que nosotros? Es  probable que sí, ese tipo de gente bizarra es muy feliz en su bizarría.

Asi que aparecimos en la puerta de la tienda. El grupo estaba preparando los instrumentos y esa scheisse pero por lo menos había cerveza gratis. Había bastante gente en la puerta. Había muchas tote-bags, sombreros Jason Mraz, y más Wayfarers de colores. Quizá el número de Amelies era menor que en el de la banda tributo a Vampire Weekend que acabábamos de dejar atrás.

Aspecto del asistente medio

El concierto empezó y todo sonaba un poco sospechoso, pero pensé que era la naturaleza Salém-ica del grupo. Pero no, era que había unos cables rotos o no se que mierdas. Pararon, toquetearon unas cosas y al poco volvieron a empezar el concierto. Estuvo bien, pero todo el público decidió quedarse fuera, mientras RDO, tres amigos/familiares del grupo, y yo, mirábamos desde dentro. No entiendo por qué se quedaron fuera. Estuvo bien, teníamos sevesa, la cantante se puso a chillar de rodillas, otro del grupo hizo chistes sobre ella, y las canciones tenían un aire a Pictureplane con una Gameboy.

Acabó el concierto y dirigimos nuestras posaderas al bar donde se supone que íbamos a tener que poner canciones.

En total, el balance fueron dos conciertos con sendos problemas de sonido. Pero sinceramente, yo no soy el típico capullo que comenta los niveles de sonido de las distintas salas y se queja de la acústica de algún oscuro tugurio al que ha ido gratis. No me importó demasiado. La conclusión es que hacer un concierto en una tienda, aparte de los problemas técnicos, a mi me da como grimaca. Ahí entre estanterías de VANS de minolles de leuros, con el escaparate, detrás del mostrador. Nosé, pierde un poco de encanto.

Voy a intentar contener mi estúpido nazismo contra el público de este tipo de eventos (que, aunque parezca mentira, no frecuento), pero me pareció gente muy mayor, uniformada con sus totebags y su pinta de extras en un video de San Miguel o lo que sea. En general metería un poco de variedad en este tipo de cosas. No solo cerrarme en grupos ‘indies’ blanditos-pop y meter algo un poco diferente, veces puede dar la sensación de que son todos amigos haciéndose favores entre ellos. Metería algún grupo de otra raza/continente/estilo, porque lo que mola de este tipo de cosas es interactuar con gente con la que  tienes poco en común, no estar ahí en un caldito de gente perfectamente igual y aburrida.

Pero nos dieron unas cervezas gratis, y eso me pareció un acto de humanidad suprema.

En general, aunque es posible que la primera edición a alguna gente le haya podido parecer ligeramente fallida, esta scheisse tiene mucho potencial para molar un pegote. Lo de ir trotando de un sitio a otro, buscando conciertos de grupos desconocidos, es un pasatiempo que personalmente me entretiene mucho, pero quizá molaría más si no fuesen en tiendas para gente que invierte cientos de euros en deportivas.

Asi que si el año que viene todos seguimos vivos y España no ha quebrado y ha pasado a llamarse ‘Nación Marco Aldany-Converse‘, Valle Eléctrico festival puede ser moi fino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s