NO ENTIENDO EL ‘PERIODISMO MUSICAL’

i have a blog

Por MAGIC N

El otro día fue noticia que el Primaveira va a cobrar 50 euros por las acreditaciones de prensa y por lo visto eso fue debatido en Internet porque en internet hay gente para todo.

Como poseo una cantidad de tiempo libre casi ilimitada, decidí leer un posit de Shook Down titulado “Yo, que escribo en un blog“, sobre todo este tema.

No tengo ningún beef con Shook Down, (no les conozco y tampoco les leo porque no nos interesan las mismas cosas) asi que este posit no es una respuesta directa a su mandanga. Más bien son una serie de dudas que me surgieron leyendo el texto de su fundador sobre los ‘blogs’ y ‘medios digitales’.

Es decir, me cuesta un montón entender muchas cosas de los ‘blojs’/’medios digitales’ o como queráis llamarlos.

El escrito de Shook Down diferencia los medios “convencionales” y de papel respecto a los digitales. Sinceramente, creo que no hay mucha diferencia entre unos y otros. La gente que escribe los ‘medios digitales’ nacionales más tochos los escribe con la misma mentalidad que el tío que escribe para el papel.

Para empezar, por qué un medio digital tendría una sección de ‘Noticias’?

Es decir, la mayoría de las noticias que publican los ‘medios digitales musicales españoles’ son básicamente twits largos. Cuántas frases se necesitan cuando lo único que quieres decir es que alguien saca una nueva canción? Cómo puedes hacer varias líneas sobre algo que puede ser resumido en “El Primavera Sound cobrará 50 euros por las acreditaciones de prensa”?

Si un grupo que me gusta saca una canción nueva, lo veré en Feboc o Twister, no necesito que un licenciado que haya cursado 5 años de periodismo me redacte 100 palabras para decirme que escuche esta canción de Soundcloud.

Aun se tiene una concepción decimonónica del lector como alguien que vive en una granja en mitad de la nada, recibe el periódico una vez cada cosecha y “necesita ser informado”. El 99% de las personas que habitan internet se informan solas, no necesitan que un ‘medio digital’ les mastique y vomite links a YouTube con “Lo Nuevo De”.

tumblr_muqrxbaOof1qzoqoao1_1280

Otra característica del papel que por algún motivo sigue existiendo en los ‘medios digitales’ son las críticas de discos.

Una vez más, parece que los lectores somos pequeños animales de granja que no disponemos de luz eléctrica y necesitamos que alguien nos cuente cómo es un disco porque nos es físicamente imposible escucharlo.

Si quiero saber qué tal es el nuevo disco de [GRUPO_INDIE] lo busco en YouTube, o en Spotify, o en Soundcloud, o en Bandcamp o en The Pirate Bay, lo escucho solico en mi habitación y decido si me gusta o no.

No necesito una vez más que el pobre hombre que pasó 4 años haciendo periodismo me escriba cinco o seis párrafos contándome qué tal es algo que puedo escuchar solo. Además la mayoría de críticas acaban siendo una lista de referencias a otros grupos “que suenan como [GRUPO_INDIE]”. No quiero saber a quién se parecen, simplemente quiero escuchar un jodido disco.

No es necesario en serio. En el 2014, las críticas de discos ya no hacen falta.

Tampoco entiendo por qué existen las crónicas de conciertos o festivales.

tumblr_n0a78kl5jA1qjkzz8o1_500-1

Quizá es porque últimamente creo que los conciertos están tremendamente sobrevalorados, pero no entiendo que interés puede tener para nadie saber cómo sonaron Arctic Monkeys en el Palacio de Vistalegre o lo que sea.

Simplemente no entiendo el interés de leer una descripción sobre un evento audiovisual al que no fui. Es decir, que coño me van a contar? Que molan en directo? Que se lo pasaron bien? Que apestan en directo? Que importa ‘como suenen en directo’? Realmente hay alguien ahí fuera que piense, “leamos como sonaron Vampire Weekend el otro día en el Primavera Sound…”? Que interés tiene leer una crónica de un evento musical?

En serio, no necesito que alguien me exprese su opinión y me la pase como un hecho. No necesito saber que al licenciado no le moló el directo de [GRUPO_INDIE]. Una vez más, si a mi aldea aun no hubiese llegado el ferrocarril, supongo que me pondría bastante cachondo leer crónicas sobre eventos fastuosos a millas de distancia, sobretodo porque no tendría otra forma de saber qué pasó, pero cuando se puede estrímear un concierto en directo, pierde mucho sentido.

tumblr_mj5163rMZn1s71qrmo1_500

También me caga esa idea implícita constantemente de la ‘escena’ o de algún tipo de elemento musico-cultural que nos tiene que unir a todos y que hace que todo tenga cierto tono subyacente en primera persona del plural. Por usar el ejemplo más cercano, el texto de Shook Down habla del “tejido musical independiente de este país”, como si fuese una preocupación común, algo que compartimos todos, algo que nos atañe a todos.

A quién cojones le importa el “tejido musical” de nuestro país? Qué clase de responsabilidad imaginaria se ha auto-otorgado este buen hombre sobre el gusto musical de los españoles? No lo digo en plan “pero quién te a dicho a ti que quiero que conduzcas por mi“, sino más bien: por qué tiene que existir un “tejido” que nos una a todos? Por qué tenemos que participar en una ‘escena’ que nos uniformice y limite? Qué gracia tiene amarrar a la sociedad con “un tejido social y cultural”?

No dudo que este tío lo haya hecho con toda la buena intención del mundo, pero creo que la preocupación de “apoya tu escena local” es algo completamente caduco. Para empezar ya ni siquiera existe el concepto de “local”.

Pero luego de ahí se deriva a algo completamente pasado como la “autenticidad” de los grupos. En serio, qué coño significa que un grupo sea “auténtico”? Una vez más, comprendo que en Shook Down lo dicen con buena intención, pero eso es algo que a lo mejor tenía sentido en los 80 o los 90, ahora ya no.

Ahora el prejuicio contra los grupos que ‘se venden’ es una limitación absurda digna de alguna religión. Como dijeron Teengirl Fantasy al sacar una canción completamente pop en el 2012, “NO RULES”; o como dijo Ryan Hemsworth el año pasado: “I don’t think that nowadays selling-out is really a thing. Everybody is just kind of on this same ground, it’s exciting to see people just collaborating, like HudMo and Kanye. I just think that’s great for everybody”.

Una de las virtudes de Internet es que te permite acceder muy fácilmente a músicas/culturas que antes jamás encontrarías. Es completamente absurdo y reaccionario ir en contra de esto para favorecer la ‘escena’ de tu pueblo y la música que te mola a ti y a tus colegas.

Cómo pueden existir listas de “mejores canciones/discos nacionales” en el siglo XXI? Es como si te regalan un año entero de viajes gratis por todo el mundo y decides quedarte en el bar de tu calle. Es una especie de proteccionismo cultural mal entendido. Todos estos blogs te hablan de ‘nuestra escena local’ y de grupos ‘nacionales’, como intentando crear una identidad cultural-musical propia, resaltando la importancia de la “gente de aquí”, tan válida como “cualquiera de fuera” y todo esto lo hacen desde una página cuyo nombre está en inglés.

tumblr_mkv1gaHhef1qkr027o1_1280
Este dibujo es de Pictureplane, una bellísima persona

Obviamente las páginas sobre música siguen teniendo bastante sentido, pero creo que solo son interesantes aquellas que ‘crean’ noticias en vez de ‘cubrirlas’. Es decir, páginas que entrevistan a gente o escriben artículos sobre algo más allá que un jodido twit o una nota de prensa. Algo que no esté a un link de YouTube de distancia ni pueda ver en otro de los 700 millones de ‘medios digitales’ sobre música que plagan internet.

El verdadero bloj musical del siglo XXI es aquel que te pone links a Soundclouds desconocidos, con textos de menos de 5 frases. Porque esos son los ‘medios’ conscientes de que el usuario de Internet sabe usar Google y si le gusta una canción, sabrá teclear el nombre del grupo.

El lector no es un niño y es capaz de hacer ciertas cosas solo. Debe hacer ciertas cosas solo.

No puedes fomentar una opinión/actitud independiente si agarras a la gente de la manita y les inculcas tus gustos.

En cambio, todos estos ‘medios digitales’ no-impresos tienen un aire de superioridad ridícula, que se suele expresar vía títulos (“somos periodistas”) y con la que intentan justificar su existencia como ‘referente’. “Nosotros te hacemos el trabajo, que tu no sabes. Estudiamos periodismo vale? Sabemos de esto más que tú”.

En todos ellos está implícita la idea de “nosotros sabemos lo que es bueno y lo que no” y de forma pasiva e inofensiva, a través de su juicio subjetivo, limitan a sus lectores.

Esto puede tener sentido si eres un jodido académico de Harvard explicando en la BBC las escisiones internas de Al Qaeda, pero si eres otro puñetero licenciado más compartiendo su lista de Spotify, por favor, tómatelo con calma.

En vez de postearte canciones de Soundcloud de todo tipo de grupos sin más rollos, te definen cuáles son buenos y cuáles no. Te intentan transmitir su opinión como un hecho, apoyando sus ideas en un montón de referencias a música vieja, fomentando esa idea tan extendida por internet de “qué tienes que hacer y qué no”, “discos que tienes que escuchar“, “películas que tienes que ver“, “libros que tienes que leer“, “conciertos a los que tienes que ir“.

tumblr_n0a73d2B721ql1v50o1_1280

Hay otras formas de compartir música que no sean obligando a la gente a interiorizar opiniones ajenas.

Se ha trascendido el bonico fin de esparcir música y, en una pelea silenciosa por ser un ‘referente’, los ‘medios digitales’ recurren a su opinión profesional para posicionarse los unos sobre los otros.

Es decir, no bastaba con admitir que Internet es básicamente el patio del colegio o un sitio donde compartir las cosas con calma y desde la igualdad que ofrece saber que todos compartís el mismo medio y por lo tanto el mismo acceso a todo; sino que alguna gente de cierta edad se lo tomó con seriedad, como si fuese un trabajo, con su “jornada laboral al uso” como dice el pavo de Shook Down, y decidieron que todas las opiniones sobre música eran iguales pero unas más iguales que otras.

Toda esa seriedad y ‘profesionalidad’ que quizá popularizó Pitchfork y que existe en todos los ‘medios digitales’ es completamente absurda.

Por favor, recordemos que estás hablando de música, no de física cuántica ni de filosofía, sino de algo que depende en un 80% de gusto personal y que no exige absolutamente nada al oyente más que capacidad auditiva. No tienes ni que entender lo que estás escuchando.

Especialmente si en el fondo lo único que estas contándome es tu opinión personal que no me interesa un carajo. Puedes contarme tu opinión, pero cuéntamela de forma entretenida, de forma ligera, como si fueras consciente de que en el fondo solo es tu opinión y no vale nada. En esos casos sí es divertido leerlo, porque es como alguien te cuenta su opinión en el patio del colegio: te ríes o te la crees o ambas, pero no hay nada más horrible que cuando alguien te habla del elevado propósito de su ‘revista digital’, te nombra sus títulos, sus intereses, su experiencia, para luego contarte que no le mola “lo nuevo de…”

En serio, basta.

tumblr_mqv7ft7H3T1qmfnw5o1_500

Los que tenemos cierto interés cibernético sobre la música no necesitamos ser tratados como niños, ni necesitamos que nos expliquen cosas, ni que nos cuenten “como suenan”, ni que nos “informen”. En el año 2014 somos capaces de hacer todas esas cosas solos.

Por ejemplo: Jai Paul. Para mi, Jai Paul es el músico más importante de nuestra generación y probablemente mi artista/productor/lo que sea, favorito. Nadie sabe absolutamente nada sobre Jai Paul. Ni siquiera se sabe si ese es su verdadero nombre. Solo le entrevistaron una vez y fue como en el 2010. No twitea ni escribe en Facebook. Ni siquiera se sabe si sigue vivo, podría haber muerto hace meses.

Casos como el de Jai Paul y otros productores anónimos de internet hacen que me cuestione: qué más me da ‘saber’ o ‘estar informado’ sobre alguien? Hasta qué punto es necesario? Disfruto menos su música porque no se quien es? Necesito saber más? Si supiese su nombre y cómo suena en directo y sus ‘influencias’, disfrutaría más su música?

Esta bien que te den un empujón en cierta dirección o te expongan a música nueva (positeando canciones con poco texto) pero el descubrimiento de un grupo es algo que tiene que hacer uno solo para poder tener un criterio medianamente independiente y autónomo. El propósito es introducir a los lectores a música nueva, no imponerles tu gusto.

Sino acabarás con un montón de perdedores que no hacen más que repetir opiniones establecidas.

tumblr_mwbe7ugYZ11r0yrzuo2_1280

Respecto a la polémica sobre el Primavera Sound y sus acreditaciones, creo que para conseguir un pase de prensa te tendrían que hacer cruzar un campo de minas.

Anuncios

7 comentarios en “NO ENTIENDO EL ‘PERIODISMO MUSICAL’

  1. Joder… Vaya basura de post. Imposible terminarlo. Ya te gustaría poder publicar algo en algún medio impreso o digital al margen de esta parida. Lo mejor es que haces, más o menos, lo que criticas (digo más o menos porque lo haces peor).

  2. El equipo de La Ganzúa ha decidido retirar de sus páginas de forma inmediata toda información publicada sobre el Festival Primavera Sound Barcelona 2014 tras conocer el comunicado de sus organizadores confirmando su decisión de cobrar 50 euros por acreditación de prensa para cubrir dicha edición.
    Tras debatirlo internamente, los periodistas y diseñadores que elaboramos esta revista hemos acordado de forma UNÁNIME no elaborar ningún contenido próximo sobre dicho festival catalán si sus promotores no rectifican su intención de cobrar por acreditarse para informar de dicho evento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s