JOB TODAY: LA TINDERIZACIÓN DEL TRABAJO

Cuando somos pequeños aprendemos sobre las profesiones y los oficios. Se nos enseña sobre el bombero, la doctora, el policía o la maestra. El trabajo es sinónimo de existir. Nuestros padres tienen trabajo, los padres de nuestros compañeros tienen trabajo, nuestros profesores tienen trabajo y hasta los animales de los dibujos tienen trabajo.

Desde la adolescencia se nos anima a pensar en cual será nuestro trabajo y la universidad se promueve como un curso para encontrar un trabajo. Un “buen” trabajo.

El trabajo no es solo una necesidad sino que será lo que nos defina: seremos periodistas, abogados, ingenieros o médicos. Y así será desde la veintena hasta la jubilación. Nuestro trabajo y nuestro nombre se fundirán y aparecerán en la misma frase de nuestra esquela.

Pero claramente, algo ha cambiado. A pesar de que esta sea la imagen predominante que hemos aprendido, en nuestro día a día hay algo que no encaja.

No es sólo la Gran Recesión y el paro, sino es la forma en la que vemos el trabajo. Y creo que esta escisión fundamental de lo que representa el ‘trabajo’ hoy en día se ve de la forma más clara en este anuncio televisivo de ‘Job Today‘:

Una ‘chica_joven’ busca empleo vía una aplicación, swipeando de arriba abajo como en Tinder se swipea de lado a lado. Y como en Tinder, la madre es escéptica:

“te crees que vas a encontrar trabajo (novio) así de fácil?”

La madre, con su aspecto de votante del PP, representa esa visión del trabajo que se nos enseño en la escuela: el trabajo es una vocación, responsabilidad y compromiso. Como “un buen marido/esposa”, es algo que cuesta encontrar pero que una vez que se encuentra, “es para toda la vida”.

Pero mientras, la hija parece buscar el placer gratuito, el desfogue instantáneo y desechable que solo se consigue a través de las apps.

Captura de pantalla 2016-06-27 a las 13.33.29

La visión de la madre es anacrónica: por supuesto que se puede encontrar trabajo “instantáneo, por arte de magia!” igual que existen matrimonios que se conocieron en Tinder.

La ‘niña’ encuentra trabajo y se produce una paradoja espacio-temporal: ambas ideas de ‘trabajo’, la nueva y la antigua, el matrimonio y Tinder parecen unirse en la frase:

“Mira Jose que bien lo hace. ¡Estoy tan orgullosa de ti!”

Encontrar trabajo, como entrar en una universidad o una boda, es un momento de celebración y ‘orgullo’ paterno. Significa dar un paso hacia la realización de todas nuestras tareas exigidas por la sociedad. Significa comprometerse con la respetable (y milenaria) institución de la labor asalariada.

Pero la primera vez que vi el anuncio no pude evitar soltar una carcajada burlona. ‘La niña’, visiblemente de clase media-alta, con sonrisa impecable, guapa, bien vestida y perfectamente sana, parecería destinada a ser una abogada de prestigio o una arquitecta de fama internacional. Esa misma actriz podría ser un ejemplo modélico para el catálogo publicitario de cualquier universidad.

Captura de pantalla 2016-06-27 a las 13.34.27
éxito

Pero después de todo ese esfuerzo, ahí está, transmitiendo órdenes de la mesa a la cocina y transportando platos de la cocina a la mesa.

“¡Qué bien lo hace!”

Parece que la madre, una mujer realmente insoportable, se está burlando de ella.

Su reacción no encaja con el contexto porque en realidad, la idea de trabajo de la madre ha desaparecido y su hija no va a conocer trabajo/amor como el suyo, sino que tendrá que conformarse con Tinder/Job Today.

El anuncio reconoce las dos visiones del trabajo y las intenta reconciliar pero fracasa estrepitosamente.

Es uno de esos ejemplos en los que el sentido común predominante accidentalmente pone al descubierto la estructura de nuestra ideología: intenta en un vano esfuerzo hacer el trabajo efímero, temporal y desechable, algo tan respetable como la antigua concepción del trabajo ‘identitario’.

Captura de pantalla 2016-06-27 a las 13.35.52

Inconscientemente reconoce que los jóvenes de hoy en día nos hemos convertido en una masa de recursos que pueden ser usados a libre disposición del restaurante de turno que busque camareros durante la temporada alta pero pueda despedirlos en cuanto se marchen los turistas.

Se nos ha prometido la trascendencia a través de la cualidad redentora del trabajo, pero al mismo tiempo, se nos ha negado ese tipo de trabajo.

Esa sensación de inutilidad e intrascendencia ha creado una sed enorme entre la gente joven de poder sentirse ‘en control’; pensar que sus decisiones realmente cuentan y que, independientemente de cuestiones macroeconómicas o gobiernos supranacionales, marcamos la diferencia.

Por eso nuestra cultura popular está llena de escenarios post-apocalípticos infestados de zombies: porque son mundos en los nuestras decisiones importan de verdad, en los que la decisión más importante de todas, sobrevivir o morir, depende enteramente de nosotros.

Soñamos con mundos en los que somos imprescindibles, lo cual dice muy poco de nuestro presente 😦

Anuncios

5 comentarios en “JOB TODAY: LA TINDERIZACIÓN DEL TRABAJO

  1. Que la familia representada sea de clase media-alta llama mucho la atención (y mucho se podría comentar de ahí pero ni merece la pena).

    La conclusión es canela.

    “¡Qué bien lo haces!” 😉

  2. Hay un aspecto, a mi juicio fundamental en el anuncio, esos padres que como bien apuntas, pertenecen aparentemente a una clase media en vias de extincion, son el ejemplo de la sociedad que vive de los 85.000 millones de euros de deuda / año que entran a España para crear un crecimiento de apenas 30.000. La sociedad de quienes viven en el castillo de la deuda, Pensionistas, Funcionarios, Empleados de empresas publicas y empresas del Ibex rescatadas con dinero publico.. esa parte de la sociedad para la que la crisis es algo que ven en los telediarios, gracias al esfuerzo y sobretodo al endeudamiento que supone la ruina de 3 generaciones futuras de Españoles.

    Es lo verdaderamente siniestro del asunto, más de un millon de jubilados con casa pagada, cobrando mas de 2.000 euros de pension, votando al PP como puede verse en cualquier analisis de voto segmentado por edades, y encima tratando a los veinteañeros y treinteañeros como niños a los que dar lecciones y tratar con condescendencia, cuando en cualquier sociedad o grupo humano, un tio con 20 años ya tiene los huevos negros y es un hombre hecho y derecho.

    Los jovenes pueden ser jovenes pero no tontos, y cualquiera que tenga formacion e idiomas intenta por todos los medios salir del pais y entre los que se quedan se abre paso una nueva tendencia, el decirme al empresario Cuales son mis costes salariales?? pues mira, antes que hacerme un contrato basura me hago yo autonomo y lo que nos ahorramos en SS me lo gano yo.. total, como no voy a tener pensión!

    A esto le queda menos de un año, lo que tarde en vaciarse la hucha de las pensiones, y a partir de ahi, intentaran masacrar todavia mas a los trabajadores subiendo impuestos, pero la curva de laffer que es muy puta terminara por ponerlos a todos en su sitio.

    A la mama de la “niña” del anuncio la veremos en las calles dando voces o tal vez llorando junto a un cajero como los pensionistas griegos.. todo llegara.

  3. Le felicito. Poco más puedo añadir. En todo caso agradecerle que no lo pase por alto y que resuma tal colosal fractura por escrito, y ya de paso nos explique a algunos el porqué de la pasión zombie, entes (no sé si indivíduos) a quienes desde hoy observaré con algo más de cariño.

    No suelo ser conspiranoico (salvo cuando me da la gana serlo) pero añadiría una quizá perversa conexión entre el sistema económico y la telefonía móvil, la cual concede a la persona joven (a quien no se le permite independizarse, profesionalizarse ni madurar) una identidad virtual. No tienes casa, trabajo, experiencia, etc… pero tienes un terminal desde el cual controlas (o lo crees) tu vida y el entorno. Hace una década parte de eso lo obtenías por medio de un ordenador. Pero éste necesitaba de una habitación donde pernoctar, y ya en ella, una pared con un cable y una base donde conectarse. Todo eso estaba en casa de los padres.

    Ya no.

    Lo que acabo de decir no vale para nada. El artículo del blog en cambio sí.

  4. Lamentable artículo. Decir que el anuncio va enfocado a clase alta, criticar a todo el gremio de Hosteleria y restauración (es malo ser camarero/a? Porque hay más de 2M en España… y para mucha gente, como esa chica, suele ser un primer trabajo, una primera oportunidad laboral (tan necesaria hoy día) y eso es lo q ofrece el JOBTODAY este, o el wallapop para vender lo q no usas, y tantas otras apps, no seamos demagogos y menos anacrónicos….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s