DAFAC ES LA ‘POSCENSURA’?

Ola xavales

Un pavo llamado Soto Ivars ha sacado un libro con un nombre extraído del guionista de telediario menos inspirado del mundo: “Arden Las Redes”.

Soto Ivars es un periodista o algo así, escribe online y parece el típico pavo del fondo de tu clase que huele a leche agria, saca la guitarra en las fiestas y guarda rencor a las chicas que le rechazan.

fqfpMcX1
ola

El tema es que en ese libro tan jodido hilarante, el pobre Soto Ivars se queja de un mal increíblemente moderno y de rabiosa actualidad: la ‘poscensura’.

O sea como censura pero “pos” porque es moderna. Si fuese solo ‘censura’ no podría hacer una gira promocional basada exclusivamente en la pregunta “bueno Soto Ivars, qué significa poscensura?”

Como coló el rollo de “posverdad”, Soto Ivars quiere subirse al tren con su propio “pos”. En YV estamos pendientes de la patente de “posmierda” para describir basuras de radical contemporaneidad. Una mierda muy de ahora, muy del now, casi futurista. LA mierda.

En su ensayo posmierda, Soto Ivars se queja de que en Twitter la banda es malvada y humilla públicamente las salidas de tono. Hay linchamientos públicos y entonces la gente a la hora de twittear se cohibe y no niega el Holocausto en voz alta por miedo a que se lo reprochen. Ese es el fenómeno de radical actualidad que Soto Ivars ha conseguido sintetizar en la mágica palabra de “poscensura”: pensar antes de hablar.

tumblr_oqmwopjXuX1qiyexoo1_1280
portada de “Arden Las Redes”

El pobre Soto Ivars no ha pillado que escribir en Twitter (sobre todo teniendo +5k followers) es como hablarle a un montón de gente reunida ante ti. Si en el discurso de una boda no le dirías a la novia “te vas a hartar a fregar!” por miedo a que no le haga gracia a todo tu público, pues en Twitter tampoco.

Lo que este pobre hombrecillo está teniendo problemas en entender es que en Twitter existe una mínima reciprocidad en la comunicación: no estás en el púlpito de tu periódico impreso decimonónico sino en el barro con directioners, community managers del ISIS y los twits antiguos de Pedro Sánchez: cualquiera puede contestarte y lanzarte una pedrada de vuelta.

Es cierto que Twitter, por parafrasear al filósofo surcoreano Byung-Chul Han, es una “tormenta de mierda”. Y es cierto que se producen todo tipo de linchamientos en los que el castigo por decir una estupidez es bastante desproporcionado. Pero el pedo es que Soto Ivars como buen español ve todo desde una perspectiva de cortijo, como el señor que teme que los peones se le suban a las barbas; que le empiecen a contestar sus verdades rotundas. Como parte de ese miedo identifica una “masa”, una marea de pobres y plebeyos que amenazan con perseguirle a las puertas del castillo. Un grupo de labradores borrachos y maleducados que quieren prenderle fuego al mundo en un arrebato de ira.

tumblr_ofoh7w6HaB1v6xsm2o1_540

Joder ojalá, pero la fantasía de Soto Ivars no es más que el sueño febril de un tipo que lleva peinado de niño.

En Twitter es imposible formar una ‘masa’, un colectivo que se una y organice para boicotear efectivamente algo y construir su opuesto. Como dice Byung-Chul Han, Twitter se compone de individuos aislados, incapaces de unirse ni encontrar más en común que otro individuo al que convertir en escándalo público. Hasta ahí llega su ‘poder’.

También sobreestima el poder de las redes, ignorando por completo el papel de los medios tradicionales: el declive de estos últimos los ha llevado a vampirizar el contenido de las redes sociales y por lo tanto, a amplificar cualquier chorrada que pase en internet. Si no fuese por la mediocridad de los periódicos y telediarios, la mayoría de beefs virtuales no tendría mayor trascendencia. (Recordemos que Twitter en España tiene 4.5m de usuarios, la mitad que Instagram, o el 10% del país. Son un buen puñado pero tampoco es el motor de la nación).

La amplificación absurda de lo que ocurra en Twitter es más responsabilidad de las televisiones que de los usuarios cuya foto de perfil es un huevo. Un ejemplo reciente de esto es cuando TVE dio la noticia de que un grupo de menores había sido detenido por compartir vídeos de peleas entre niños y para ilustrar la noticia, te ponían el vídeo de las peleas.

nick-young-confused-face-300x256_nqlyaa

El ‘linchamiento digital’ se produce cuando la presentadora del telediario menta la obra de este pavo y mirando a lente dice “hoy han ardido las redes” y pone al tanto a su audiencia (que combinando los telediarios de las 9 supera los 6 millones de televidentes) del beef del día.

El problema con Soto Ivars, aparte de que esté equivocado en su diagnóstico de abuelo que le habla a la televisión, es que está dándole motivos a un montón de señores para sentirse víctimas. El victimismo de la peña en las primeras posiciones de la pirámide alimenticia es el primer paso para el auge de algún tipo de fascismo.

DBI2lZ7XoAASlg2
victimas de la poscensura

Por volver a la metáfora de ‘España como cortijo’ que me hace mucha gracia, Soto Ivars le está dando alas al capataz para empezar a sentirse ultrajado por la bola de jodidos que tiene bajo sus pies. Con la guayabera amarillenta por el sudor del insomnio, Soto Ivars y otros patrones como él empiezan a sospechar que les están trampeando, que la perrada está siendo desagradecida y atrevida; que los jodidos merecen un castigo ejemplar.

Arden las Redes” no es más que un lamento por la ausencia de un estado represor en Twitter. Tanto en la sinopsis del libro como en el artículo posmierda que escribió para explicar la poscensura, supura la misma idea: la ausencia de un buen estado represor que nos ponga a todos en nuestro sitio:

“La justicia se ha democratizado y la silenciosa mayoría ha encontrado una voz despiadada que hace de la deshonra una nueva forma de control social, donde la libertad de expresión no necesita leyes, funcionarios ni estado represor.”

“La poscensura es un sistema represivo que no requiere leyes ni estado censor

(La negrita es suya)

El escándalo que parece anunciar “Arden Las Redes” es que la Guardia Civil se ha marchado de tu finca y te ha dejado solo con los labradores de aliento de vino.

Y visto así, el libro de este chorras me empieza a parecer hasta siniestro.

tumblr_oqpbbvnGCT1qfpkq3o1_1280
portada planeada para la próxima edición de “Arden Las Redes”
Anuncios

6 comentarios en “DAFAC ES LA ‘POSCENSURA’?

  1. Por tus conclusiones, juraría que estás comentando un libro del que no has leído más que la solapa, y que lo has entendido justo al revés de lo que plantea.

  2. Me parece que has conseguido el efecto contrario al que pretendías y voy a comprar el libro. Dudo que sea peor que este artículo, la verdad.

  3. A ver, Young Vibez, si vas a criticar un libro al menos léetelo y no te quedes en la solapa y un par de entrevistas. Yo me lo estoy leyendo y puedo asegurar que al menos está bien fundado y documentado, cosa que no se puede decir de tu artículo. Que sí, que tienes gracia, pero si quieres que alguien te tome en serio deberías currártelo un poco más.

  4. Menudo recital de no entender nada. A poco que hayas leído del libro te das cuenta que defiende justo lo contrario a lo que tú dices. Eso sí, lo de llamarle pavo 15 veces y meterse con su pelazo de 10.

  5. Yo no he leído el libro ni lo haré. Me ha hecho mucha gracia el artículo, el tipo este está muy subido y deberían bajarles los aires.
    Qué bien me has caído

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s