TODO LO QUE ESTÁ MAL EN EL ARTÍCULO DE NOISEY SOBRE BAD GYAL

La versión británica de Noisey ha sacado una entrevista/artículo sobre Bad Gyal y es jodido hilarante. Como el texto rezuma ignorancia y malicia a partes iguales, en YV™ os hemos hecho el siguiente desglose de que ha pasau:

Para iniciados, Bad Gyal es una cantante relativamente nueva. Es catalana, su nombre artístico tiene un aire jamaicano y sus canciones suenan así:

Hasta ahí todo normal non?

En el artículo de Noisey tienen un conflicto razonable con que ella sea blanca y su nombre parezca jamaicano. Fair enough. Es el rollo de la apropiación cultural según la cual, tu lugar de nacimiento determina qué puedes hacer y qué no: Bad Gyal es de Cataluña así que debería limitarse a hacer sardanas.

El problema de las ‘identity politics’ es que se fijan un objetivo que no es liberador, sino más bien tiende a lo contrario. Es una gran herramienta de ‘deconstrucción’ o para entender textos, pero no se puede imponer como regla y mucho menos, como objetivo político. Yo, como hombre blanco europeo heterosexual, tengo el privilegio de poder escribir sobre cualquier cosa: desde fútbol a política, pasando por humor o historia africana. El objetivo sería que cualquier persona pudiese gozar del mismo privilegio; que una mujer negra no tuviese que limitarse a escribir exclusivamente sobre su piel o su sexo, sino que pueda divagar sobre astrofísica o arte asiático con la misma libertad que un pendejo de internado británico.

La pelea debería ser por compartir los privilegios, no destruirlos.

La queja por la apropiación cultural tiene partes muy legítimas pero también tiene un componente nativista inextricable a su origen anglosajón: de dónde seas marca quién eres.

Pero para la periodista de Noisey UK, el dilema cultural es perdonable por ahora. Fair enough. A partir de ahí el artículo desciende en una serie de malentendidos evitables si la periodista hablase algún idioma aparte del inglés; con español o catalán bastaría. Por supuesto, esto no le impide tachar de “limitado” el inglés de Bad Gyal ni quejarse de la barrera lingüística ¯\_(ツ)_/¯

Nilu, la escritora, afirma que España vive un “boom reciente” de reggaetón. Cualquier persona que lleve viva desde el año 2000 sabrá que no es un ‘boom’ sino una popularidad constante que a menudo hace que difumine sus líneas con el pop: es más, en España no hay música más popular que el reggaetón.

Nilu se molesta porque Bad Gyal se niega a definir explícitamente la relación de su música con el feminismo, como si necesitase ponerlo por escrito si quiere que sea real. El problema que tiene la periodista es que solo es capaz de entender la música en su sentido más explícito, en función de aquello que puede ver: color de piel, letras de canciones, entrevistas.

La música no se entiende a través de los ojos sino, obviamente, escuchando y bailando. Para entender el componente feminista de Bad Gyal no hace falta una declaración firmada ante notario, basta con poner Fiebre en un antro y ver como baila la gente o las tías en particular. El componente feminista no se tiene que demostrar por escrito sino como forma de interactuar con la música; es el espacio de libertad que abren una serie de ondas sonoras. Eso es lo que hace que Bad Gyal sea feminista.

Siguiendo con el aspecto musical, a Nilu le causa conflicto que la música de Bad Gyal sea medio reggetonera porque el ragatanga “traza sus orígenes a Puerto Rico” (que se lo apropió de Jamaica? No hay beef con eso?) y Bad Gyal no es portorriqueña. Es más, Nilu dice que el reggaetón es parte de la identidad de los latinos mientras que Bad Gyal es catalana, “por no mencionar la historia de la colonización española en la zona”.

vamo a calmarno

Nilu es incapaz de entender que exista ningún tipo de vínculo sentimental/afectivo/cultural a través del Atlántico, o que la identidad no sea una losa milenaria que pesa sobre ti sino una cuestión fluida donde puede coexistir distintas variantes. Quizá esto sea difícil de entender para alguien de un país donde los formularios oficiales incluyen una casilla donde poner tu raza.

El problema para Nilu y la maquinaria cultural anglosajona con el reggeatón es que son incapaces de comprender un movimiento cultural del que no sean el centro. No son capaces de concebir formas de expresión o disfrute popular que se muevan dentro de sus parámetros.

Nilu no es capaz (o no quiere) entender que la música de Bad Gyal es diferente a la de Tomasa Del Real, que a su vez es diferente a la de Ms. Nina. Que sean mujeres cantando en español sobre beats latinos no significa que todas hagan lo mismo. Cualquiera que conozca a las 3 es capaz de ubicarlas en lugares distintos del mismo espectro.

Pero este abismo de incomprensión que separa a la entrevistadora de la entrevistada, lo supera Nilu con la condescendencia propia del imperio más violento de la historia de la humanidad: “Bad Gyal todavía es muy joven y probablemente dentro de unos años se avergonzará de algunas de sus frases”.

Matadme.

Los iberoamericanos durante décadas nos hemos visto subyugados al dominio cultural anglosajón, un dominio que ha supurado a la política y gracias al cual unos somos PIGS condenados a vivir detrás de un muro, mientras UK y EEUU son naciones elegidas por la gracia divina. La virtud del reggaetón es que por primera vez en muchos años nos estamos labrando un espacio cultural de intercambio, aprendizaje y diversión en el que explorar elementos comunes desde tradiciones distintas. El reggaetón es algo maravilloso porque el de NAAFI tiene toques prehispánicos, el de Salviatek candombe, el de Príncipe Discos kuduro y el de Dellafuente flamenco. Bad Gyal mezcla catalán con dancehall y Ms Nina es la diva que todos estábamos esperando. Estamos viviendo algo emocionante y que mola porque es bailable, experimental, conocido y desconocido a la vez. Es jodidamente estimulante.

En una entrevista entre Stalin y HG Wells, Stalin dijo maliciosamente: “los poderosos nunca entregan el poder voluntariamente”. Parece que desde Noisey UK se han puesto manos a la obra, intentando desprestigiar a una cantante cuyo mayor pecado es haber nacido en el lugar equivocado.

P’alante Bad Gyal

Anuncios

5 comentarios en “TODO LO QUE ESTÁ MAL EN EL ARTÍCULO DE NOISEY SOBRE BAD GYAL

  1. Lo que no entiendo es que la bad gyal lleva en su bicep tatuado el contorno de Colombia pero que yo sepa nunca se le ha preguntado por eso ni ella ha hablado acerca d ello. Quizás si la Nilu lo hubiera sabido se habría cortado más con lo d la apropiación cultural que personalmente en este caso no veo demasiado

  2. No puedes hacer música latina que eres catalana. Cuando descubra de dónde salen la rumba y las havaneras le explota la puta cabeza😂

  3. Dicho aquí, no sé qué tal caerá esto, pero, cuando en los 80 y 90 el NME y similares pillaban por banda algún disco made in Spain (ocurría poco, pero ocurría), sus comentarios despectivos eran muy similares en tono, si bien no en contenido, a los que se leen aquí hacia Bad Gyal.

    Entonces se reían de los palurdos del sur intentando tocar rock o pop, y ahora se escandalizan de que una catalana le dé al reggaeton o al dancehall. El argumentario ha cambiado con el tiempo, pero el fondo me parece apestosamente similar.

    Hasta donde yo sé, la prensa musical británica siempre ha aplicado la ley del embudo hacia los grupos no anglosajones, salvo que le lleguen como novedad exótica o que molen tan extremadamente que su calidad resulte innegable. Suma a eso lo que les gusta a los brits mirar a los españolitos por encima del hombro, y te sale lo que te sale.

    Al menos John Peel comentó en alguna ocasión que le gustaban los Chichos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s