MADCOOL Y EL SILENCIO DE LOS MEDIOS

Hace unas semanas escribí una crítica a los festivales porque me parecía que representaban un retorno a un capitalismo primitivo y salvaje casi pre-siglo XIX. El fin de semana pasado, en un festival de Madrid llamado MadCool, Pedro Aunión, acróbata, murió en un accidente ante miles de personas que esperaban el concierto de Green Day. El cuerpo de Pedro fue atendido y debidamente retirado para que el festival pudiese continuar sin desórdenes.

Pedro Aunión era un trabajador del festival y por lo tanto su muerte, ejerciendo su trabajo, es 100% responsabilidad de la organización. Existen muchas maneras de observar el luto pero si hay algo en lo que estamos todos de acuerdo es que la muerte no es algo que se deba ignorar, y mucho menos si es una muerte accidental delante de miles de espectadores. Yo nunca he visto a nadie morir delante mío y si lo viese, no sería algo que podría pasar por alto.

El festival simplemente debía haber cancelado, al menos, los conciertos que restaban esa noche. Por la sencilla razón de que no se puede fingir que la muerte no existe. Una de las pocas cosas que puede reconfortar a alguien que se acerca a la muerte es pensar que no están solos, que su muerte no será solitaria e ignorada. Cuando vamos a morir queremos pensar que a alguien le importa, que después de décadas de vida alcanzamos la suficiente trascendencia como para merecer al menos un minuto de silencio.

Pero para la organización del MadCool eso habría supuesto devolver las entradas de esa noche y simplemente eligieron el dinero antes que reconocer que uno de sus empleados se había precipitado al vacío por un fallo que es su responsabilidad.

tumblr_mjmicqoaC11s1kvrto1_1280

Y no es que el MadCool esté orquestado por una especie de Lucifer sádico que disfruta haciendo esto, sino que cualquier otro festival habría hecho lo mismo porque son negocios mastodónticos que no pueden permitirse alteraciones en sus beneficios. La lección del MadCool es que si mueres en un festival, a nadie le importará.

En el artículo que escribí me quejaba de que la mayoría de medios musicales españoles están a sueldo de estas macro promotoras, llenando sus portadas todos los días con noticias positivas y anuncios sobre festivales. La dependencia de las acreditaciones, bondades y amistades de las promotoras es tal que decidí buscar en algún medio musical una crítica a la organización; un artículo que ejerciese el papel que se le asigna a la prensa: incordiar a las organizaciones en favor del lector, hacer las preguntas incómodas, sospechar, examinar, criticar e incomodar. Básicamente intentar esclarecer cómo ocurrió el accidente y exigir respuestas ante las críticas de varios empleados que acusaron a la organización de explotación y maltrato.

Empecé la búsqueda descubriendo que en Noisey España (3.8k followers) el accidente ni aparece. En Playground (95.6k followers) tampoco. Rockdeluxe (52.8k followers) tampoco menciona el tema; solo cuatro notas anunciando el festival.

Captura de pantalla 2017-07-13 a las 13.58.10

 En Jenesaispop (46.6k followers) citan el comunicado del festival textualmente sin levantar ningún tipo de interrogante ni hacer la más mínima examinación crítica de los hechos. La nota sobre la muerte de Pedro Aunión está sepultada bajo un especial sobre el FIB y varios breves sobre el Low Festival y otros. En ella se limitan a reproducir los hechos (sacados de El Mundo) y copy-pastear la explicación de la organización.

logo-jnsp

 Al día siguiente sacaron otra nota en la que reproducían textualmente un nuevo comunicado.

FPM-logo

En Fantastic Plastic Mag (una revista “post-hipster” según su descripción. 4k followers) también hay que excavar entre noticias-elogio del BBK LiveSinsal 2017Atlantic Fest (todos artículos positivos), hasta llegar a una pieza de opinión tan confusa como ridícula titulada: “Sobre la dificultad de escribir al respecto de lo ocurrido en el Mad Cool 2017 sin levantar ampollas (y que te caigan palos)” en la que los autores ya de entrada se sitúan como potenciales víctimas 🤷🏻‍♂️

Para que os hagáis una idea, la conclusión del artículo (que son ni más ni menos que 1575 palabras), es la siguiente: “En resumidas cuentas, lo que quiero decir es que no tengo ni idea de qué es lo que debería haber hecho el Mad Cool, pero lo que sí que tengo clarísimo es que todo lo que ha hecho el festival es precisamente lo que no debería haber hecho.

Previamente, en un párrafo en el que algunos redactores expresaban un ligero malestar hacia la organización del MadCool, el autor del artículo (y director de la revista) cerraba el asunto con: “¿A qué conclusión nos conduce todo lo comentado? A ninguna. No hay conclusión posible ante una situación en la que todavía quedan muchos interrogantes por esclarecer

mondosonor

La revista Mondosonoro (91.6k followers) va aún más lejos. En una crónica del festival titulada “Marcado por la Tragedia”, Mondosonoro defiende a la organización, que se encuentra bajo el asedio de “críticas feroces”, “en tono moralizante” que suponen un “linchamiento en toda regla”.

clip_image001_400x400

Ruta66 (21.4k followers) sigue el espíritu crítico de sus compañeras y le dedica dos párrafos al accidente. Como Mondosonoro, no se limita a huir de las críticas, sino que defiende a la organización frente a las “manifestaciones irracionales e improvisadas” de las redes sociales. Concluye con la frase: “desde aquí no opinaremos sobre hechos que desconocemos”, algo realmente patético porque la labor de la prensa sería buscar respuestas, no opinar.

promo_og_tentaciones

En el Tentaciones (32.3k followers) escriben un artículo ligeramente más crítico que las demás (lo cual no es muy difícil) pero que aún así se limita a decir cosas como “fue raro” y sitúa más peso en la decisión de Green Day de salir al escenario como si nada (nadie les avisó) que en examinar las decisiones de la organización o en inquirir en el fallo que provocó la muerte de Pedro Aunión.

MZKlogoNews

 Muzikalia (27.6k followers) hace una crónica del festival y pasan de puntillas por el accidente, dedicándole el articulo a su memoria “y a todos aquellos que compartimos la celebración curativa de la música”, que no se qué coño significa. Unos párrafos más abajo, cuando les toca hacer la crónica del día del accidente, el redactor se vuelve a lavar las manos y a renegar de su obligación periodística con esta frase: “Más allá de la polémica suscitada sobre si el festival debiera haber seguido o no tras la muerte del artista por motivos de seguridad, la auténtica tragedia reside en la pérdida humana”.

Cabe destacar que Muzikalia tiene una sección especial dedicada al FIB 2017.

***

Al contrario que estas revistas, en YV sí que hemos sacado varias conclusiones. La principal, que estos medios dependientes han llegado a tal extremo en su cruzada por publicitar los festivales que son capaces de ignorar y pasar por alto una muerte polémica, simplemente por no querer perder los beneficios de un patrocinio/acuerdo/acreditación de festival.

Como suele ocurrir con muchas muertes, la de Pedro Aunión ha iluminado el lado oculto de festivales y medios y por fin hemos podido ver claramente en qué bando estamos cada uno: macro-promotoras y medios en uno; lectores, trabajadores y asistentes en el otro.

Anuncios

2 comentarios en “MADCOOL Y EL SILENCIO DE LOS MEDIOS

    1. Si trabajas con beatburguer, sería feo morder la mano que te da de comer, así que eso mejor nos lo callamos. ¿no crees? doble moral way of life! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s